Cuando una persona realiza una inversión en un activo, es lógico que desee conocer la rentabilidad que obtendrá con dicha inversión, lo que le permitirá, por un lado, saber cuánto aumenta su riqueza y, por otro lado, realizar comparaciones con otras posibles inversiones.

Existen distintas medidas de rentabilidad, dependiendo de las situaciones que se consideren. Las principales medidas son las siguientes:

  • Tasa de rentabilidad o de retorno (TRE).
  • Tasa interna de rentabilidad o de retorno (TIR).
  • Rentabilidad financiero-fiscal (RFF).