Pero, en un préstamo, tan importante es el cálculo de la cuota como su descomposición en intereses y amortización, es decir:

Cuota = Intereses + Amortización
formula11.gif

Evidentemente, en un préstamo con cuota constante, el reparto interno entre amortización del principal y pago de intereses no es constante:

  • Lo más fácil de calcular es el importe de los intereses. Los intereses se calculan siempre sobre el capital vivo, es decir, sobre lo que nos queda por pagar. Así, si nos prestan 12.000 € al 7%, el primer año del préstamo pagaremos el 7% de 12.000 € = 840 € ( = I1).
  • La cuantía de la amortización sería el resto de la cuota, es decir, A1 = 2.926,69-840 = 2.086,69 €.

Para resumir los pagos, se suele construir un cuadro de amortización como el que sigue: 

Año Cuota Intereses Amortización Capital Vivo
0 -- -- -- C0
1 a1 I1 A1 C1
2 a2 I2 A2 C2
3 ….


En nuestro caso, quedaría así:

Año Cuota (€) Intereses (€) Amortización (€) Capital vivo (€)
0 -- -- -- 12.000,00 €
1 2.926,69 € 840,00 € 2.086,69 € 9.913,31 €
2 2.926,69 € 693,93 € 2.232,76 € 7.680,56 €
3 2.926,69 € 537,64 € 2.389,05 € 5.291,51 €
4 2.926,69 € 370,41 € 2.556,28 € 2.735,22 €
5 2.926,69 € 191,47 € 2.735,22 € 0,00 €

El cuadro se genera siguiendo el procedimiento descrito:

  • Calcular la cuota (anualidad o mensualidad): 2.926,69€.
  • Calcular los intereses sobre el capital vivo: 7% de 12.000 = 840€.
  • Calcular el capital amortizado como el resto de cuota: 2.926,69-840 = 2.086,69€.
  • Calcular el nuevo capital vivo, restando el capital amortizado al capital vivo anterior: 12.000-2.086,69 = 9.913,31€.
  • Repetir el proceso hasta el final.