En función de cómo se calculen los intereses obtenemos dos leyes de capitalización:

  • Ley de interés simple: Se caracteriza porque los intereses son siempre los mismos en todos los plazos.
    Ejemplo: si tenemos 100 € y suponemos que el tipo de interés es del 10% anual (interés que no se percibe hasta que finaliza el plazo total), en una ley de interés simple cada año (mientras tengamos cedido el capital) nos van a proporcionar 10 €, sin tener en cuenta que el dinero va creciendo. En esta ley podemos entender que sólo los 100 € iniciales producen intereses.
  • Ley de interés compuesto: En esta ley, a medida que el dinero genera intereses, además del capital inicial, esos intereses generan nuevos intereses, de forma que el capital crece más rápidamente. 

Ejemplo: imaginemos una persona que lleva 3.000 € (C) el 10 de junio de 2006 a una entidad financiera que le ofrece unos intereses anuales del 4% (0,04 en tanto por uno) (i).

Vamos a calcular el dinero que obtendrá esa persona dentro de 4 años según las dos leyes: 

Fecha Interés simple Interés compuesto
Intereses Capital Intereses Capital
10/06/2013 0 3.000
C
0 3000
C
10/06/2014 4% de 3.000
C·i
3.000+120=3.120
C+C·i=C·(1+i)
4% de 3.000
C·i
3.000+120=3.120
C+C·i = C·(1+i)
10/06/2015 4% de 3.000
C·i
3.120+120=3.240
C+2·C·i=C·(1+2·i)
4% de 3.120
C·i (1+i)
3.120+124,8=3.244,80
C·(1+i)+C·i·(1+i)=C·(1+i)2
10/06/2016 4% de 3.000
C·i 
3.240+120=3.360
C+3·C·i=C·(1+3·i)
4% de 3.244,80
C·i·(1+i)2
3.244,8+129,79=3.374,59
C(1+i)2+ C·i·(1+i)2= C·(1+i)3
10/06/2017 4% de 3.000
C·i
3.360+120=3.480
C+4·C·i=C·(1+4·i)
4% de 3.374,59
C·i·(1+i)3
3.374,59+134,98=3.509,57
C(1+i)3+ C·i·(1+i)3= C·(1+i)4