A menudo vemos en prensa escrita y oímos tanto en la radio como en la televisión hablar de una serie de conceptos, cifras y abreviaturas de carácter financiero que nos parecen completamente ininteligibles. Incluso podríamos pensar que los procedimientos y cálculos matemáticos que han conducido a esos resultados están reservados exclusivamente a personas con un don especial.

Los cálculos matemáticos que producen esos resultados se llaman Matemáticas de las Operaciones Financieras o Matemáticas Financieras, aunque de forma más simple podemos llamarlos Cálculos Financieros. Los cálculos financieros no forman una rama propia de las Matemáticas, aunque hacen un uso intensivo de distintas herramientas matemáticas.

Este uso de las matemáticas no debe asustarnos en absoluto, puesto que, como veremos a continuación, son cálculos en su mayoría de un sentido común aplastante, y utilizan unos conocimientos matemáticos muy básicos. Evidentemente, a medida que se profundiza en los cálculos financieros, el aparato matemático se va complicando, quedando fuera de las pretensiones de esta guía.