Existen diferentes clasificaciones en materia de avales siendo las principales las siguientes:

  • Tipos de avales según la obligación garantizada:
    • Aval económico: garantiza compromisos relacionados con entregas pactadas de dinero o bienes en contraprestación por una venta o servicio realizado.
    • Aval técnico: garantiza compromisos de ejecutar trabajos o prestar servicios según los términos comprometidos.
  • Tipos de avales según el emisor de los mismos:
    • Aval personal: es el emitido por una persona física/jurídica, quien se compromete al pago de la deuda en caso de incumplimiento del deudor principal. 
Los avales personales son muy habituales en créditos al consumo y financiación de empresas. Por regla general, estos avales son «gratuitos», esto es, el avalista no recibe importe alguno del avalado en contraprestación por otorgar el aval.
      Finalmente, los avales personales se ofrecen como garantía adicional a la patrimonial del deudor.
    • Aval bancario: en el que quien se compromete a hacer frente a la deuda es una entidad financiera.