Para solicitar la ejecución de aval ante el incumplimiento del deudor principal (avalado), el beneficiario del mismo deberá requerir el pago al avalista (sea un particular, persona física o jurídica, en caso de aval personal, o la entidad financiera, en caso de aval bancario) mediante la presentación del aval original. A dicho requerimiento se deberán acompañar aquellos documentos que justifiquen el citado incumplimiento de las obligaciones del deudor principal.

No obstante lo anterior, no será necesario acreditar el incumplimiento del avalado en caso de que el aval otorgado lo sea “a primer requerimiento”.

Es frecuente que en los avales se establezca el procedimiento que ha de seguirse en la ejecución del aval.