Un aval es una garantía que respalda el cumplimiento de una obligación contraída, de forma que quien avala (avalista) se compromete a hacer frente a los compromisos que el avalado ha contraído con un tercero (beneficiario del aval), en caso de que aquél (el avalado) no cumpla con la obligación contraída.

Captura de pantalla 2019 01 09 a las 13.15.38