Aparte de fijar los intervinientes, la carta de aval debe incluir la obligación garantizada, el plazo de vigencia de la garantía, la fecha de emisión y el importe máximo garantizado.