El proyecto Edufinet y KPMG han suscrito un protocolo de colaboración para el fomento de la educación financiera entre la ciudadanía, desde el convencimiento de que de esta manera se promueve una mayor transparencia, seguridad y responsabilidad en el desarrollo de las operaciones financieras y, por tanto,  pueden propiciarse decisiones más adecuadas de los ciudadanos en este ámbito.

El protocolo de colaboración firmado se enmarca dentro del ejercicio de responsabilidad social de las entidades que respaldan y promueven el portal de educación financiera Edufinet: Unicaja, la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), la Universidad de Málaga (UMA) y la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

El Director del proyecto de educación financiera Edufinet, José M. Domínguez Martínez, y el Socio responsable del Área Fiscal de la oficina de KPMG en Málaga, Fernando Marcos Gómez, han firmado hoy el protocolo de colaboración entre ambas instituciones, con el objetivo de la mejora de la educación financiera de los ciudadanos mediante el cual se impulsará la realización de actividades informativas y de formación en la materia.

Ambas entidades reconocen entre sus objetivos comunes el desarrollo de jornadas y actuaciones tendentes a aumentar el conocimiento de los ciudadanos acerca de los productos ofertados por el sistema financiero. Estas actuaciones vendrán determinadas por los principios que rigen dicho protocolo de colaboración, como son la certeza de que la Educación Financiera es un proceso continuo y a largo plazo, que el desarrollo de las capacidades financieras de los ciudadanos se ha de realizar de forma correcta, imparcial y eficiente en el tiempo, y que estos principios se han de desarrollar por medio de programas que ayuden a los usuarios a conocer los productos financieros.

Edufinet se encuadra dentro de las iniciativas lanzadas por la OCDE, la Comisión Europea y distintas instituciones nacionales e internacionales, tendentes a  la promoción de la educación financiera.

El proyecto Edufinet inició su andadura a finales de 2007, con el objetivo de orientar a los ciudadanos en sus relaciones con las entidades financieras y facilitar la toma de decisiones sobre los diferentes productos y servicios ofertados en el mismo.