Medios de pago

¿Qué tarjeta me conviene?

Tarjeta de Débito

         A diferencia de la tarjeta de crédito, con ella utilizas tu propio dinero… y no gastas más de lo que tienes. Todos los cargos de las operaciones que se realizan se descuentan inmediatamente del saldo de la cuenta del cliente; en caso de no existir saldo suficiente, la operación no se puede realizar. 

Tarjeta de Crédito

            Es una tarjeta que tiene un crédito asociado, por lo que se puede decidir que el importe dispuesto se cargue directamente en la cuenta asociada o vinculada. Permite realizar compras en establecimientos o por internet. También puedes sacar dinero de un cajero.

Tarjeta Virtual          

          Sirve para realizar pagos por internet o teléfono móvil sin tener que presentar la tarjeta física. Son más seguras porque sirven para una sola operación.

Tarjeta Revolving

Son similares a las tarjetas de crédito habituales, pero se diferencian  en el modo de pago. Estas tarjetas permiten la retribución aplazada, el cliente va pagando poco a poco en cómodos plazos el dinero que ha solicitado, pero en contraposición a la facilidad de pago encontramos unos intereses altos. Estos suelen ser más elevados que los de una tarjeta normal e incluso más altos que los de un préstamo.

Tarjeta de Prepago           

               También se les llama tarjetas monedero, permiten hacer desembolsos, en general de pequeño importe. Funciona como cualquier tarjeta de débito en cajeros y comercios, con la particularidad de no estar asociada a ninguna cuenta. Limita su uso al importe que previamente se ha ingresado en la misma. Permite comprar en Internet de forma segura, ya que solamente se arriesga el importe de la operación cargado previamente.

trajetas2