Definición de renta variable

Renta variable es la denominación que usualmente se da a la inversión en activos que no garantizan la devolución del capital invertido ni la percepción de una determinada renta, ni en cuantía ni en tiempo. Las acciones son el activo financiero de renta variable por excelencia.

Grafico16.png

Concepto de acción

Una acción representa una parte del capital social de la sociedad (anónima) que la ha emitido. Las acciones son títulos-valores que representan una participación en el capital de una compañía y son representativas de la propiedad de la misma. Es decir, son las partes iguales en las que está dividido el capital social de la empresa.

Como propietario de parte del capital social de una compañía, el accionista obtendrá los derechos económicos y políticos que le otorga dicha condición:

  • Derecho a participar en la distribución de los beneficios (dividendos).
  • Derecho preferente de suscripción de nuevas acciones.
  • Derecho de asistencia y voto en las Juntas Generales de Accionistas. Para el caso de sociedades cotizadas en Bolsa, sus estatutos pueden establecer como requisito para ejercer este derecho el tener un número mínimo de acciones.
  • Derecho a poder transmitir las acciones.
  • Derecho de información sobre la situación de la empresa, etc.

El mercado de renta variable

El mercado de renta variable puede representarse como un punto de encuentro entre los ahorradores y las empresas, donde los primeros financian a las compañías mediante la compra de sus acciones en dicho mercado, convirtiéndose en accionistas de la sociedad (mercado primario). Con posterioridad, en dicho mercado también se realizan las sucesivas compraventas, entre inversores de los títulos ya emitidos en el mercado primario (mercado secundario).

Este mercado funciona a través de las bolsas de valores, y se encuentra supervisado en España por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las acciones representan para los inversores un instrumento financiero al que poder destinar ahorro con la esperanza de obtener una rentabilidad "variable" ligada al éxito de la compañía y, por ello, con una incertidumbre sobre su resultado, con el riesgo de no obtener rentabilidad e incluso perder el capital invertido.

Rendimientos de las acciones

El rendimiento variable de las acciones se produce principalmente por las siguientes vías:

  • Por plusvalías, esto es, por diferencias entre el precio de compra y el precio de venta de las acciones.
  • Por el cobro de dividendos, que son la parte del beneficio de las sociedades que se distribuye entre sus accionistas como remuneración del capital invertido.
  • Otras: venta de derechos de suscripción en ampliaciones de capital, recepción de acciones total o parcialmente liberadas, reducción de capital con devolución de aportaciones, primas por asistencia a juntas de accionistas, etc.