Definición

Un contrato de opciones es un acuerdo por el que se otorga al comprador, a cambio del pago de un precio (prima), el derecho (no la obligación) de comprar o vender un activo subyacente a un precio (precio de ejercicio o strike) y en una fecha futura, según las condiciones fijadas de antemano por ambas partes.

Al firmar un contrato de opción, el comprador de la opción adquiere el derecho a comprar o a vender el activo subyacente, y no tiene, por tanto, ninguna obligación cuando llegue el vencimiento de la opción. Para ello debe pagar la prima establecida.

El vendedor, que se garantiza el cobro de la prima, sí tiene la obligación de comprar o de vender el activo subyacente en las condiciones estipuladas.

La prima es el precio de la opción que paga el comprador, por el derecho a vender/comprar el activo subyacente, a la fecha de vencimiento del contrato, en las condiciones pactadas.

  • Opción «call»: es una opción que otorga, al comprador de la misma, el derecho a comprar el subyacente a un precio determinado en la fecha de vencimiento establecida, asumiendo, por su parte, el vendedor, la obligación de vender en tales condiciones.
    Cuando un inversor adquiere una opción «call», sus perspectivas del mercado son alcistas, de modo que espera que el valor del activo subyacente sea superior al precio de la opción pactado, obteniendo una ganancia en dicha fecha. Así, si a la fecha del vencimiento del contrato se cumplen las expectativas del comprador de la opción «call», éste estará interesado en ejercitar la opción en la medida en que lo que va a pagar por el activo (el precio de ejercicio) sea menor que el precio de mercado.
  • Opción «put»: es una opción que otorga el derecho, al comprador de la misma, a vender el subyacente a un precio determinado en la fecha de vencimiento establecida, asumiendo, por su parte, el vendedor, la obligación de comprar en tales condiciones.


Cuando un inversor adquiere una opción «put», sus perspectivas del mercado son bajistas, de modo que espera que el valor del activo subyacente sea inferior al precio de ejercicio pactado, obteniendo una ganancia en dicha fecha. Así, si a la fecha del vencimiento del contrato se cumplen las expectativas del comprador de la opción «put», éste estará interesado en ejercitar la opción en la medida en que va a vender el activo subyacente a un precio superior al de mercado.