Imprimir

Cabe formular consideraciones similares a las anteriores. Evidentemente, el carácter prioritario de la atención de estos compromisos hace imprescindible que la empresa cuente con depósitos líquidos y con líneas de financiación en cuentas corrientes de crédito.