Las características meteorológicas específicas de nuestro país y los adversos efectos de los distintos fenómenos de la naturaleza sobre los cultivos y las explotaciones ganaderas están en el origen del nacimiento y posterior desarrollo del sistema de Seguros Agrarios Combinados en España. El seguro agrario es el instrumento de cobertura de riesgos en la actividad agraria derivados de las adversidades climáticas y otros riesgos naturales no controlables, como plagas, enfermedades y accidentes en animales.

La Ley 87/1978 de Seguros Agrarios Combinados es el pilar básico del sistema de aseguramiento en España. El gobierno aprueba cada año los planes anuales de seguros agrarios a propuesta del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. En el Plan de Seguros Agrarios se determinan las producciones y riesgos asegurables para cada línea de seguro.

Con la finalidad de incentivar la contratación, que es voluntaria para el productor agropecuario, el Ministerio concede subvenciones al pago de las primas a través de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), organismo autónomo del Ministerio que coordina todo lo referente a los seguros agrarios. Por otra parte, las Comunidades Autónomas participan a través de las Comisiones Territoriales, concediendo subvenciones complementarias a las concedidas por ENESA.

Agroseguro, es una Sociedad Anónima privada que gestiona los seguros agrarios por cuenta y en nombre de las entidades aseguradoras privadas que forman parte de ella. Destaca entre sus funciones la de coordinar las labores de valoración de siniestros realizadas por peritos tasadores independientes, así como proceder al pago de las indemnizaciones.

Los dos objetivos principales que persigue este sistema es:

  • Establecer una cobertura técnica y financieramente viable que permita al agricultor hacer frente a los graves daños causados en sus producciones por riesgos climáticos imprevisibles de consecuencias catastróficas.
  • Suministrar al Estado un instrumento eficaz para establecer una política racional a disposición del sector agrícola.

Los principales parámetros que se pueden identificar en los seguros agrarios son:

  • Póliza: La póliza es el documento donde se formaliza el contrato entre el asegurado o tomador del seguro y el asegurador.
  • Superficie, producción y animales asegurados.
  • Capital Asegurado: Valor de los bienes asegurados en la póliza.
  • Coste del Seguro: Coste de la póliza del seguro,
  • Subvención de ENESA: Parte de la prima de coste del seguro asumida por el Ministerio a través de ENESA.
  • Indemnización: Importe que el asegurador debe pagar al asegurado como consecuencia de un siniestro indemnizable, en aplicación de lo dispuesto en la póliza del seguro.