Para medir su exposición al mercado de renta fija, los gestores de renta fija pueden calcular simplemente el porcentaje de su cartera invertido en activos de renta fija. Sin embargo, una mejor medida de exposición sería aquella que tuviera en cuenta no sólo el porcentaje de asignación de activos al mercado de renta fija, sino también la duración de dicha exposición. De ahí surge el término “contribution to duration” o en español, contribución a la duración, que compara la duración ponderada en un mercado de renta fija en concreto con el peso que representa ese mercado en la cartera de inversión. La contribución a la duración se puede calcular de la siguiente manera:

Contribución a la duración = Duracióni x Ponderacióni

Como se desprende de la expresión anterior, la contribución a la duración se obtiene multiplicando simplemente la duración en el mercado “i” por la ponderación del mercado “i” en la cartera de inversión.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo Rechazar